Por – Linda Ojeda

En muchas ocasiones, por el trajinar constante, olvidamos dar las gracias por las cosas sencillas y cotidianas. Y es que, expresar las gracias es un valor que debemos cultivar diariamente. No solo debe crecer en nuestro interior, debe manifestarse a través de nuestras palabras y acciones. 

Dar gracias significa corresponder o mostrar gratitud, ya sea por los favores, los detalles, la familia, los amigos, el trabajo, la comida, el techo, en fin, por la vida misma. Algunos sinónimos para expresar agradecimiento son definidos por el Diccionario de la lengua española, de la siguiente manera: 

1. retribuir – recompensar o corresponder al favor, servicio u obsequio de alguien.

2. gratificar – complacer, dar gusto o galardonar con una gratificación.

3. corresponder – pagar con igualdad los beneficios, afectos o agasajos.

4. dar – donar, entregar.

5. reconocer – agradecer por beneficios o favores recibidos.

A continuación, ejemplos en diferentes contextos para expresar agradecimiento.

1. Quiero retribuir con este obsequio todo el cariño y afecto que me has demostrado.

2. Es muy gratificante entregar este reconocimiento a una persona que ha servido tanto a nuestra empresa.

3. Como hija, quiero corresponderte con este viaje, en gratitud por todo el sacrificio abnegado hacia mi persona. 

4. Te quiero dar las gracias personalmente por tu sincera amistad y por estar siempre presente en los momentos más difíciles de mi vida.

5. Para nosotros es importante reconocer el valor de tus bondades y entrega al servicio de la comunidad.

6. No existen palabras para expresar mi agradecimiento hacia tu persona; gracias porque fuiste un bálsamo en medio de la tempestad. 

Expresar las gracias con entusiasmo, con sinceridad y genuinamente, mejora nuestra salud física, emocional y espiritual. Cuando eres agradecido con tus semejantes estos valoran en ti ese gesto y recibes grandes bendiciones a cambio.

Expresar gratitud nos llena de energía positiva y evita exponernos a pensamientos o sentimientos negativos. Por eso, aprovecha cada oportunidad para expresarle a otra persona lo mucho que ha contribuido a tu felicidad, a tus logros, a tu bienestar emocional y social, pero ante todo, siéntete agradecido contigo mismo. ¡La gratitud no se calla, se expresa!


SHARE
RELATED POSTS
El 2 de febrero: El comienzo de nuestra historia mexicoamericana – Free Resources for Spanish Teachers
¿Quién fue Amelia Earhart? – Free Resources for Spanish Teachers
Leyendo para comunicar un mensaje… – Free Resources for Spanish Teachers

Comments are closed.