Por- Linda Ojeda

Luego de un largo año escolar lleno de retos, emociones y diversas experiencias, los docentes añoran disfrutar de unas merecidas vacaciones. Todos desean compartir más tiempo con la familia, pasear, visitar lugares, descansar y realizar actividades al aire libre. Y, ¿por qué no? El cerebro también necesita descansar del estrés, de las prisas cotidianas, de las madrugadas y de las tareas, entre otras cosas. 

El cuerpo y la mente les agradecerán esta pausa laboral. Eso no significa que tienen que desconectarse totalmente del trabajo, pues lo ideal es mantener la mente activa y alimentar el cerebro para crecer, tanto personal como profesionalmente. De manera que, cuando inicien el próximo año escolar, puedan impartir sus clases mejor preparados, enfocados y más relajados porque se organizaron previamente durante las vacaciones.

Veamos algunos consejos útiles para lograr mantener la mente activa durante el receso escolar.

1. Lo primero que debe hacer es desconectarse de todo aquello que le produzca estrés. Algunas recomendaciones saludables y beneficiosas pueden ser: leer algún libro de interés personal, practicar algún deporte, hacer ejercicios, pintar, pasear o realizar algunas técnicas de meditación y relajación. Escriba algún cuento, poesía o el primer capítulo de una novela. Escribir complementa la comprensión de la lectura. Este pasatiempo le será placentero porque podrá expresarse con libertad y seguridad. Escriba de las cosas cotidianas, de experiencias o invente historias, y se asombrará de cuantas cosas maravillosas podrá crear.

2. Organice un viaje con su familia o amigos para conocer otros países. Esta actividad no solo le permitirá abrir su mente y observar el mundo desde otra perspectiva, sino que podrá ampliar sus conocimientos y experiencias al explorar otras culturas. Esta experiencia será tan enriquecedora que le llenará de placer y bienestar emocional. Entendemos que el factor económico a veces puede ser un impedimento para que esto se concrete, por eso también sugerimos que practique el turismo interno en su país o región, sin duda habrá lugares magníficos que podrá ver y disfrutar con un presupuesto más económico.

3. Una vez se haya relajado de toda carga emocional, active nuevamente su cerebro para optimizar las funciones cognitivas. Sea autodidacta por decisión propia, sin prisa, a su ritmo. Esta práctica aumentará sus capacidades tanto en el aspecto profesional como personal. Así también, puede aprovechar la oportunidad de instruirse mejor en algunos temas o destrezas de la materia o curso que enseña. Algunas destrezas suelen ser un tanto áridas para los estudiantes. Utilizar otras técnicas y actividades lúdicas puede ser un éxito en las clases que imparte.

4. Participe en talleres educativos. Algunas compañías privadas, librerías y/o museos organizan foros, adiestramientos o talleres dirigidos a maestros durante el receso escolar. Algunos son libre de costo, otros tienen un precio bastante razonable o descuentos para maestros. Asistir a estos eventos le permitirá conocer nuevas personas que comparten sus mismos intereses e inquietudes. Puede ser la oportunidad perfecta para confraternizar con expertos en el tema, aclarar dudas y/o aprender cosas nuevas.

5. Para un docente competitivo es difícil desconectarse totalmente del trabajo, incluso en sus vacaciones. En ese tiempo de descanso, aproveche la oportunidad para reflexionar sobre cómo mejorar las técnicas y estrategias de enseñanza que utiliza en el salón de clases, de manera que sean más efectivas en el aprendizaje de los estudiantes. Visite una librería o una biblioteca pública, seleccione nuevas fuentes de textos que estén relacionados con la materia que enseña y utilícelas de referencia en la planificación de sus clases o cursos futuros. Este ejercicio le permitirá reforzar los contenidos didácticos del currículo.

6. Hoy día las redes sociales se han convertido en un recurso invaluable para la sociedad. Esta tecnología ha sido muy beneficiosa en el campo de la educación, no solo para los estudiantes sino también para los docentes. Existen muchísimas páginas y/o blogs dirigidos a educadores. Únase a esos grupos que sirven como comunidades de aprendizaje mediante el intercambio de ideas. Son ideales para compartir trabajos, tareas, eventos, rúbricas, actividades escolares y estrategias educativas, entre otras.

Recuerde que hay que reverdecer la memoria con nuevas ideas y conceptos. Cuando enriquecemos nuestra mente intelectualmente, mejoramos nuestra calidad de vida y minimizamos el estrés al sentirnos capaces y plenamente desarrollados.

Existen además otras maneras de mantener activa la mente, por ejemplo, resolver sudokus, crucigramas, o rompecabezas. Una buena organización y planificación de sus vacaciones puede resultar amena y divertida cuando se combina la diversión y la preparación mental en todos los sentidos. 

Lee también: Seis cuentas de Instagram perfectas para educadores.


SHARE
RELATED POSTS
Where did all the supplies go? #TeacherHumor
Homonym humor at its finest #TeacherHumor
Quote of the day

Comments are closed.