Por – Linda Ojeda

Todos los idiomas utilizan símbolos, letras o signos gráficos para representar por escrito los fonemas. En nuestro idioma español contamos con un abecedario gráfico que nos permite comunicar eficientemente todo aquello que deseamos expresar. 

El abecedario está compuesto por letras que siguen un patrón de secuencia organizado, facilitando así todas las operaciones cotidianas del ser humano. Los catálogos, las listas, los diccionarios, las guías telefónicas, entre otros, son organizados por orden alfabético. En español, el abecedario está constituido por veintisiete letras. Las normas de ortografía han pasado por un proceso de cambios desde sus inicios. 

La Real Academia Española se ha encargado de mantener la esencia y la unidad pese a los cambios que pueda experimentar la lengua. Sin embargo, algunos aspectos relacionados con las letras del abecedario español fueron modificados. Anteriormente algunas de las letras del abecedario poseían varios nombres, pues cada zona geográfica en la que se hablaba el español nombraba a ciertas letras de manera diferente. 

Con la revisión de la Ortografía, realizada en el 2010, se denominó a esas letras de una sola manera con el objetivo de unificar la terminología. Este es el caso de las siguientes letras:

1. La letra b (antes conocida por be, be larga, be grande y be alta) se concluye nombrarla be.

2. La letra v (antes nombrada como uve, ve chica, ve baja, ve pequeña, ve corta) se propuso nombrarla como uve.

3. La letra w (cuyo nombre era doble w) es nombrada como uve doble.

4. La letra y (conocida como i griega o ye) se propuso nombrarla como ye.

5. Con relación a las letras r/rr (cuyos nombres eran ere y erre, respectivamente) se recomendó llamarla erre, como una sola letra.

6. Finalmente, la letra z (antes conocida por zeta o zeda) será llamada como zeta.

A continuación, las veintisiete letras que componen el alfabeto español con sus respectivos nombres:

a(a)b(be)c(ce)d(de)e(e)f(efe)g(ge)h(hache)i(i)
j(jota)k(ka)l(ele)m(eme)n(ene)ñ(eñe)o(o)p(pe)q(cu)
r(erre)s(ese)t(te)u(u)v(uve)w(uvedoble)x(equis)y(ye)z(zeta)

La Real Academia Española excluyó del abecedario las letras ch (che) y la ll (elle) ya que son dígrafos, es decir, dos letras o grafemas que representan un solo fonema. Esto no supone que desaparecen del sistema gráfico, al contrario, seguirán utilizándose en la escritura normal del idioma. Gracias a la invención del abecedario conocemos la historia y evolución de nuestros ancestros, pero ante todo, ha sido un instrumento de comunicación claro y eficaz en la expresión escrita del ser humano.


SHARE
RELATED POSTS
El 2 de febrero: El comienzo de nuestra historia mexicoamericana – Free Resources for Spanish Teachers
¿Quién fue Amelia Earhart? – Free Resources for Spanish Teachers
Leyendo para comunicar un mensaje… – Free Resources for Spanish Teachers

Comments are closed.