Por- Linda Ojeda

Escribir es una actividad compleja que requiere un proceso de organización para elaborarlo. Aunque cada individuo posee un estilo diferente y particular para escribir, existen unos componentes que son necesarios y útiles al momento de escribir un texto, y que se resumen de la siguiente manera: la planificación (elaborar ideas, analizar, seleccionar el tipo de texto), la textualización (escritura), y la revisión (editar, corregir).

Este proceso puede ser el talón de Aquiles para algunos estudiantes, especialmente cuando se trata de escribir párrafos, resúmenes, reseñas, ensayos y monografías, entre otros. A continuación algunas sugerencias y/o recomendaciones prácticas para mejorar el proceso de escribir.

Antes de escribir un texto

Comenzar un texto requiere planificación previa. Es decir, hay que pensar cuál es la intención o propósito del texto. Además, es importante conocer los diferentes tipos de textos para poder elegir un modelo correspondiente con la intención comunicativa que desee desarrollar. Por ejemplo, si la intención es escribir un cuento o una novela, el tipo de texto correspondiente es la narrativa.

Si por el contrario, el propósito es escribir un ensayo para debatir algún tema, el tipo de texto debe ser argumentativo. Una vez identificado el propósito y el tipo de texto hay que organizar las ideas, las secuencias temáticas, los datos, etc. Utilizar bosquejos, cuadros sinópticos, organizadores gráficos, entre otros, le ayudará a organizar mejor el material. Se recomienda la lectura y el estudio de textos modelos para comprender mejor su estructura y su organización.

Durante el proceso de escribir

El primer reto es enfrentarse a la página en blanco. Algunos tienen la habilidad de plasmar rápidamente sus ideas y pensamientos, pero a otros les cuesta mucho comenzar a escribir, incluso a grandes y expertos escritores. Existen algunos métodos que le pueden ayudar a enfrentar este gran reto.

1. Escritura automática – Sin importar la gramática ni la ortografía comience a escribir sin temor, ideas, frases, palabras; puede dejar espacios entre pensamientos para luego asociar los aspectos temáticos. Nada importa si comete errores, puede tachar y añadir todo lo que venga a su mente.

2. La estrella de ocho puntas – Este método es utilizado mucho en el periodismo ya que responde a ocho preguntas claves, sin embargo, dependiendo de cuál sea la intención comunicativa se puede utilizar para comenzar a escribir un texto. Por ejemplo, dibuje una estrella de ocho puntas, en cada punta escribirá una de las siguientes preguntas claves: qué, para qué, quién, cuántos, cuándo, dónde, cómo, por qué. Igual puede ser una estrella de cinco puntas y escribir solo las cinco preguntas que se relacionen con el propósito del texto. Responder estas preguntas le ayudará en la exposición o desarrollo de su escrito.

3. Mapa de ideas – Seleccione una palabra clave relacionada con el tema que piense escribir y enciérrela en un círculo. Escriba alrededor de esta todos los conceptos que vengan a su mente y establezca conexiones y/o asociaciones utilizando flechas o trazando líneas. Esta técnica le ayudará a crear una imagen mental de su trabajo.

Una vez tenga el bosquejo de su escrito listo, organice la información siguiendo el esquema o la estructura básica del tipo de texto que piensa escribir. La mayoría de los textos didácticos siguen una estructura de introducción, desarrollo y cierre. Sin embargo, esto va a depender del tipo de género literario que se esté trabajando.

Recuerde que el lenguaje también dependerá de la intención y el propósito del texto. Si va escribir ensayos, artículos, reseñas…organice las oraciones de forma clara, precisa y coherente. Seleccione conectores apropiados y correspondientes con las secuencias temáticas. Evite la cacofonía, el pleonasmo y no abuse de los gerundios.

Después de la escritura

Haga una revisión oral y reflexiva del texto en su totalidad. Esta revisión le permitirá hacer cambios oportunos que le ayudarán a pulir su trabajo escrito. Una buena revisión implica detectar todo tipo de errores no solo en una ocasión, sino varias veces.

Algunos aspectos que debe considerar al momento de revisar su trabajo escrito son: la organización de ideas, oraciones coherentes, la ortografía, la puntuación, la sintaxis, el uso de conectores (si es necesario para el tipo de escrito que desarrolla), la organización de párrafos, entre otros aspectos.

Recuerde que los textos escritos se organizan según su tipo y su propósito. Así que, verifique previamente cuál es la estructura y organización del texto que va a trabajar, lea diferentes modelos de este, y luego comience a escribir. 


SHARE
RELATED POSTS
El 2 de febrero: El comienzo de nuestra historia mexicoamericana – Free Resources for Spanish Teachers
¿Quién fue Amelia Earhart? – Free Resources for Spanish Teachers
Leyendo para comunicar un mensaje… – Free Resources for Spanish Teachers

Comments are closed.