Por- Kelli Drummer-Avendano

Lo bueno de las vacaciones de verano es el tiempo que tienes para pasarla en familia. Lo malo de las vacaciones de verano es escuchar las quejas de aburrimiento de tus hijos. En vez de recurrir a los aparatos electrónicos para distraerlos, aquí tienes seis lugares entretenidos donde llevar a tus hijos.  

1.) Un parque con sombra

En un día asoleado nada es mejor que sacar a los niños a jugar en un parque. Desafortunadamente, el sol al medio día puede sentirse oprimente y no es siempre fácil ponerles protector solar a tus hijos inquietos. Además, los columpios y toboganes pueden estar muy calientes si están expuestos al sol. Por eso, un parque con muchos árboles u otro tipo de cubertura es perfecto para un día veraniego. Lleva mucha agua y deja a tus hijos quemar todas sus energías.   

2.) Una biblioteca con área de niños

La biblioteca no solo tiene libros para entretener a tus hijos, muchas también tienen un área de niños donde hay rompecabezas, juguetes educativos y juegos de mesa. Estas actividades no cuestan dinero y la biblioteca es un lugar ideal para esos días de lluvia. Lleva a tus hijos para que escojan unos libros nuevos. Después, ellos jugarán un rato mientras te relajas con tu propio libro nuevo.

3.) Un parque invernadero 

¿Quieres hacer un viaje a un clima diferente pero no tienes ni el tiempo ni el dinero? Pues, una excursión con tus hijos a un parque invernadero sería divertida y algo mucho más económico. Además, es una actividad educacional. Pero no te preocupes, a tus hijos no les molestará aprender si el salón de clase es un bosque tropical o un desierto montañoso. 

4.) Un concierto al aire libre

En el verano, muchos municipios planean eventos de los cuales toda la familia puede disfrutar. Los conciertos al aire libre son muy populares porque los niños no tienen que sentarse inmóviles en un auditorio. Hay espacio para que los pequeños puedan bailar, jugar y correr. Entonces, los padres se sienten más relajados por no estar preocupados que sus hijos estén incomodando a los demás. 

5.) Un festival o feria local

El verano es la estación de festivales y parece que hay festivales para todo: comida, arte, música, mascotas, postres, culturas, etc. Por eso, es probable que habrá por lo menos un festival cerca de tu casa este verano. La mayoría son gratis y si no quieres gastar dinero en comida o bebidas, lleva una mochila con meriendas, sándwiches y agua. Pueden sentarse a comer y mirar a la gente paseando, que es una actividad divertida en sí misma. 

6.) Un parque con fuentes

El calor del verano nos invita a todos a jugar en agua fría y refrescante. A veces tienes tiempo para pasar todo el día en la piscina, pero a veces solo tienes un par de horas para refrescarte. En tal caso, los parques con fuentes de agua son perfectos porque tus hijos no tienen que mojarse por completo para sentirse revividos. Quítate los zapatos, dobla tus pantalones y chapotea en las fuentes con tus hijos. 


SHARE
RELATED POSTS
El 2 de febrero: El comienzo de nuestra historia mexicoamericana – Free Resources for Spanish Teachers
¿Quién fue Amelia Earhart? – Free Resources for Spanish Teachers
Leyendo para comunicar un mensaje… – Free Resources for Spanish Teachers

Comments are closed.